Sabemos que una hernia de disco se refiere a un problema con los amortiguadores que están presentes entre los huesos apilados de la espina dorsal, por lo que esto ocurre cuando existe un desplazamiento del núcleo y provoca un desgarre en el anillo.

Debido a esto, la hernia puede estimular un nervio cercano, lo cual, generará molestias, dolor y hasta debilidad en alguna de las extremidades. El entumecimiento es también un síntoma de este padecimiento.

Aunque la mayoría de las hernias de disco se presentan en la zona lumbar, a veces también ocurren en el cuello. Algunos de los síntomas más comunes, son:

Dolor en extremidades. Al tener una hernia de disco lumbar, probablemente el paciente sienta dolor en los glúteos, muslo, pantorrillas o pie, mientras que la hernia en el cuello ataca a los hombros y brazos.

Entumecimiento. También identificado como un hormigueo, las hernias suelen manifestarse de esta forma al presionar ciertos nervios.

Debilidad. Como ya lo mencionamos, las hernias de disco debilitarán algunos músculos que se apoyan en los nervios afectados, por lo que el paciente muestra dificultad para caminar o sostener objetos.

Contáctanos. En Link Médica tenemos más de 10 años de experiencia ofreciendo servicios médicos de alta especialidad en neurología y neurocirugía.